Púas personalizadas

El regalo perfecto para esas estrellas de rock que hay en tu vida. Estas púas personalizadas son una gran idea para usar en fiestas de cumpleaños, celebraciones de bodas y mucho más. Hazle el mejor obsequio con un regalo único.

Púas personalizadas para tocar la guitarra como regalo único

Las púas de guitarra han sido usadas por los músicos desde hace más de un siglo por sus cualidades tonales únicas, pero ahora pueden ser usadas como una expresión única de nuestro propio tiempo. Toca tus canciones favoritas con estilo con tu propia púa de guitarra personalizada por ambos lados. También sirven para enviar un mensaje especial a ese chico o chica que tienes cerca de ti y que es amante de los instrumentos de cuerda. Añádele un “Papá mola” para hacer un regalo original el Día del Padre o un “Te quiero” para obsequiar a tu pareja el próximo día de San Valentín. Es un presente perfecto para cualquier edad y cualquier ocasión.

Cada una de estas púas ofrece una textura para facilitar el agarre, por lo que se mantendrá entre los dedos con comodidad independientemente del estilo de música que prefieras tocar. Mejoran el volumen y el sonido de instrumentos acústicos tales como la guitarra, el ukelele o la mandolina. Pueden cambiar completamente el sonido de una guitarra eléctrica.

Cómo elegir una púa

La elección de la púa depende del estilo de música, las habilidades del propio músico, sus preferencias para el sonido y el tipo de guitarra.

  • Sonido- Tocar una guitarra con una púa produce un sonido mucho más penetrante que hacerlo con las yemas de los dedos. Incluso suena más percusivo que cuando tocas con las uñas. Además la púa ofrece una selección de tonos acústicos y texturas mucho más amplias.
  • Grosor- Una púa gruesa generalmente producirá un sonido más oscuro que una púa ligera. El grosor se mide en milímetros y normalmente oscila entre los 0,38 mm (delgado) y los 1,5 mm (grueso). Sin embargo algunas púas pueden llegar a medir hasta 3 mm de grosor. Las púas de guitarra gruesas ofrecen más control, pero utilizarlas correctamente requieren mayor habilidad que las púas más ligeras que suelen utilizar los principiantes.
  • Estilo del guitarrista- Las púas de guitarra delgadas permiten a cualquier músico tocar con suavidad. Se doblan fácilmente y eso hacen que sean una elección imprescindible para los amantes de la guitarra acústica. Las gruesas en cambio no se doblan con tanta facilidad, dan al músico un mayor control y tienen la ventaja de ser más estables.
  • Estilo de música- Por supuesto, el estilo de música que quieras tocar también es un factor a tener en cuenta.  El grosor afecta de manera determinante al sonido. Si te gusta el sonido heavy necesitarás usar una púa de 1,5 mm o más. Los guitarristas de jazz también prefieren púas gruesas pero de menor tamaño para sentir las manos tan cerca de las cuerdas como sea posible. Las púas más delgadas crean un sonido más suave haciéndolas ideales para estilos musicales como el folk o el country, pero la contrapartida es que tienden a desgastarse más rápido. La mayoría de guitarristas de rock, country o blues suelen decantarse por un tamaño estándar lo suficientemente grande como para agarrar sólidamente y evitar el contacto accidental de los dedos con las cuerdas.
También te puede interesar